Periodoncia : La Gingivitis y la Periodontitis

La periodoncia es la especialidad de la Odontología que estudia la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes.

periodoncia

Las principales enfermedades periodoncia son la Gingivitis y la Periodontitis

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma (cálculos dentarios o sarro y bolsas periodontales).

La gingivitis, que es la inflamación de los tejidos que forman la encía, siendo la forma más leve de enfermedad periodontal. Es un proceso que clínicamente se reconoce por el sangrado de las encías, siendo reversible con una buena higiene bucal que elimine la placa bacteriana.

Si la gingivitis no es controlada evolucionará, con el paso del tiempo, a la periodontitis, considerándose un estado irreversible que se manifiesta por un aumento en la movilidad dental al perderse el hueso que soporta al diente. La periodontitis se trata en una primera fase mediante el raspado y alisado radicular, siendo necesario, en los casos más avanzados, aplicar cirugía periodontal.

No podemos hablar de una única causa que provoque la enfermedad periodontal, sino más bien origen multifactorial: predisposición genética, edad, estrés, medicación, tabaco, nutrición, inmunodepresión, embarazo y factores locales como apiñamiento dentario, trauma ocluso-dental y acumulo de placa bacteriana.

Desde un punto de vista estético, el dentista especializado en periodoncia también puede aportar soluciones de mejora de la sonrisa mediante la realización de tratamientos de cirugía mucogingival para corregir defectos morfológicos de la encía como la hiperplasia gingival y las recesiones de encía, o para conseguir una mayor estética dental mediante el alargamiento de coronas.